a los estadounidenses o ser un ser social

 

a los estadounidenses les encanta ser seres sociales

con una rica vida social;

no les gusta liarla socialmente y volverse seres incomprendidos

apoyados en la fachada de una grocery store cualquiera

o llevar un beanie por debajo de las cejas.

 

a los estadounidenses no les importa ser conscientes de ellos mismos

si toman su personalidad como algo predeterminado

e inexorable que por tanto les hace libres

para hablar con cualquiera de sus gustos sexuales más raros.

 

a los estadounidenses les gusta pensar que todos somos estadounidenses

y al final todos acabamos pensando que los somos

como si fuese algo predeterminado e inexorable.

 

no vamos a acabar todos estadounidenses,

cada mañana elegimos entre cruasán plancha o tostada o alguna movida sin gluten

para ser libres,

el colectivo vive del amor pero querer ser no es lo mismo que ser.